Qué son los CFDs: Características y Beneficios

Forex proporciona un gran número de formas de ganar dinero, incluyendo el trading en pares de divisas, los índices, los metales preciosos. Los CFDs son uno de los instrumentos más populares.

CFD significa contrato por diferencia y se basa en los activos subyacentes. Estos pueden ser acciones, índices, así como otras materias primas. Al operar con CFDs, un operador gana con las fluctuaciones de precios, especulando sobre su aumento o caída.

El trading con CFDs funciona de acuerdo con el siguiente principio: eliges un activo y pronosticas en qué dirección se moverá el precio. Si tu pronóstico resulta ser exacto, recibirás un beneficio. Por ejemplo, crees que el índice US Wall Street Index 30 (US30) crecerá y entras en el contrato CFD para el aumento de precio. Si la transacción se cierra a tu favor, el índice ha aumentado, el bróker paga la diferencia entre el precio actual y el precio de apertura.

Una característica de los CFDs es que no opera el activo en sí, sino sólo su precio. Es decir, el trader gana dinero con el precio del activo subyacente, no teniendo el activo en sí.

Un contrato por diferencia es un instrumento financiero derivado que se basa en el cambio de precio del activo subyacente. Al mismo tiempo, no otorga ningún derecho a la propiedad de este activo.

Notas históricas. Los contratos por diferencia aparecieron en Inglaterra a principios de los años 90 para evitar pagar el impuesto de timbre. Dado que esta forma de hacer transacciones no implica la propiedad de acciones, los CFD no estaban sujetos a este impuesto. Los fondos especulativos fueron los primeros que comenzaron a usar este instrumento, y un poco más tarde estuvo disponible para los traders minoristas. En ese entonces, la negociación implicaba sólo la compra y venta de la diferencia en los valores de las acciones. Hoy en día, los corredores ofrecen CFDs sobre casi todas las materias primas.

¿Por qué es rentable operar con CFDs?

Operar con CFDs es muy popular. Entre las ventajas se encuentran:
  • Puedes operar un activo sin tenerlo realmente, y obtener un beneficio sólo en la diferencia de precio.
  • Los CFDs son un instrumento útil no sólo para el largo plazo, sino también para las inversiones a corto plazo.
  • Puedes ganar en varios activos: acciones, metales preciosos, índices.
  • El plazo de la transacción es ilimitado, el contrato se puede cerrar en cualquier momento.
  • Puesto que puedes ir a largo o corto plazo, los contratos por diferencia se pueden utilizar para la cobertura.
  • Los CFDs se negocian sobre una base marginal, así como las divisas en Forex. Para comenzar a operar, no es necesario tener un gran capital inicial.

por Justforex, 10/07/2019