Plan de trading: ¿tú tienes uno?

Cuando las personas comienzan a operar, se enfocan en buscar la estrategia de trading más rentable. Después de haber elegido la estrategia correcta, los operadores por lo general piensan que simplemente necesitan aplicarla y con ello, comenzar a generar ganancias. Pero hay algo de lo que los operadores generalmente se olvidan: el plan de trading.

Plan de comercio

¿Qué es un plan de trading?

Un plan de trading es una lista escrita de las acciones que deben llevarse a cabo para alcanzar los objetivos de trading. Esta lista puede estar compuesta por los métodos de trading o la descripción detallada del proceso de trading.

Dicho plan le da al operador la respuesta sobre qué, por qué, cómo y cuándo debe hacerse para que su estrategia de trading sea rentable.

¿Por qué se requiere un plan de trading? Lo primero que debe hacer una persona sabia al iniciar un negocio es realizar un plan de negocios. Éste describe las metas, los pasos a seguir para lograrlas y todos los aspectos de dicho negocio.

Tener una meta clara es una de las claves para tener éxito como operador.

Lo mismo sucede con el trading, el operador debe crear un plan de trading antes de comenzar a trabajar en el mercado de divisas. Al implementar un plan de trading, se requiere de planeación cuidadosa, disciplina y precaución.

Tener una meta clara es una de las claves para tener éxito como operador. Un plan claro motiva al operador a implementar sus intenciones. Además, le da la oportunidad de comparar los resultados logrados con los planeados. Si no existe un plan, es difícil determinar si el operador ha logrado sus objetivos o no.

Otra ventaja del plan de trading es que ayuda a tomar la decisión correcta en una situación crítica cuando las emociones pueden confundir al operador. Ya que las condiciones suelen cambiar en el mercado, es importante saber cómo comportarse en tal o cual situación. Así que el plan de trading ofrece una oportunidad de tener control propio.

Contenido del plan de trading

No hay reglas específicas sobre cómo debe lucir un plan de trading y de qué debe consistir. El contenido por lo general depende del operador, puesto que el plan es creado en el formato más conveniente para éste. Sin embargo, el contenido de un plan de trading puede dividirse en tres partes principales:

  • personal;
  • negocios;
  • trading.
Parte del plan comercial

La parte personal debe contener el punto de vista personal de los objetivos del operador, la motivación y la manera de llegar al éxito. Es necesario creer en este punto de vista y trabajar arduo para implementarlo en la vida real sin importar los obstáculos que se presenten.

La parte personal no debe estar relacionada con ningún aspecto técnico, son sólo deseos, aspiraciones y expectativas del proceso de trading. Por ejemplo, el operador puede esperar que el trading le dé la oportunidad de pasar más tiempo con su familia.

La parte de los negocios se refiere a todo lo relacionado con el trading: conocimiento y habilidades que el operador pretende utilizar. También es necesario para establecer un objetivo de trading con el fin de mejorar las habilidades de trading. Sería mejor si el objetivo no se relaciona con el dinero, sino con el proceso de trading. Por ejemplo, el objetivo de trading para el primer año puede ser incrementar volúmenes y disminuir pérdidas.

El operador también debe considerar todas las desventajas de su conocimiento sobre el mercado Forex con el fin de evitar las pérdidas que éstas pueden causar.

La parte del trading es la parte más importante del plan. Contiene la descripción paso a paso del proceso de trading. Esto incluye un marco de tiempo, una estrategia preferida, términos de trading, volúmenes, etc.

Para cumplir con esto, el operador debe decidir qué parte de su saldo utilizará en las operaciones. Con base en las ganancias, debe realizar cálculos y sumarlas al plan de trading.

El componente financiero no está exento en el trading. Por ello, debes considerar la administración monetaria. Es importante para evitar que la cuenta quede en ceros rápidamente. Para cumplir con esto, el operador debe decidir qué parte de su saldo utilizará en las operaciones. Con base en las ganancias, debe realizar cálculos y sumarlas al plan de trading.

Lo último que debe ser indicado es un plan de emergencia que debe utilizarse en caso de eventos inesperados. Es una de las claves para que el operador tenga éxito – saber cómo comportarse bajo ciertas circunstancias. Deben preverse las peores condiciones que pudieran acontecer y éstas no deben sorprender al operador.

Después de que el plan de trading quede listo, tan sólo hace falta implementarlo. Debes tener en cuenta que al operar, debes registrar lo que has logrado con el fin de comparar los resultados verdaderos con los planeados.

¿Entonces tienes o no un plan de trading? Es momento de comenzar a planear tu proceso de trading. El plan de trading es tu camino hacia un trading rentable, exitoso y cómodo. Así que no desperdicies tu tiempo, ¡comienza a crear tu plan ya mismo!

¡SI NO CONSIGUES UN PLAN, TAN SÓLO CONSEGUIRÁS FRACASAR!